La especialidad plañidera (Blog el Gerente de Mediado)

En 2007 Richard Horton , director de The Lancet escribió: “La Atención primaria es sujeto de más actas constitucionales, declaraciones y manifiestos que ninguna otra disciplina médica, con la excepción quizá de su prima hermana, la salud pública. Sin embargo este efluvio de rumiaciones de respetados expertos y vetustas burocracias apenas han servido nada el ejercicio diario de la medicina de familia”.

Hace apenas un mes, otro reputado exdirector de revista, el que fuera director del BMJ y después de PLoS, Richard Smith, manifestaba en sublog su creciente antipatía respecto a los médicos generales, una especie que ha sustituido a los granjeros ( desde su punto de vista) en el primer puesto de las profesiones lastimeras.

No siempre había pensado así sobre ellos. Hace muchos años escribió: “Ser médico general es una cuestión de valores y de política. No es solamente un trabajo. Como generalista tienes el privilegio de aprender los secretos de las vidas de la gente y estar con ellos en situaciones extremas: el dolor, la enfermedad, la muerte. Si puedes empatizar, escuchar, observar, y aprender puedes entender la vida y la muerte  más profundamente que la mayor parte de la gente”.

Ahora en cambio no nos tiene aprecio alguno: “no tengo simpatía por ellos. Quiero que dejen de hacerse las víctimas y se conviertan de una vez en líderes, gente que resuelve problemas en lugar de quejarse sobre ellos y esperar que otros los resuelvan”.

Sus argumentos son interesantes: “ mi primer argumento es que incluso siendo una víctima , no ganas nada pensando que lo eres . Es más , pierdes . Al mundo le importa un bledo si tu pierdes tu tren, incluso si te mueres . Puedes verte a ti mismo como una víctima pero el mundo no….Los médicos generales saben de su trabajo cotidiano que el mundo está lleno de gente con muchas más dificultades que ellos. Pero la diferencia crucial es que los médicos generales tienen el espacio y los recursos para cambiar sus vidas…Tienen estatus, educación, dinero y poder para hacer las cosas de forma diferente, y liderar el cambio hacia un mejor futuro. Es más considero que tienen más poder para cambiar y dirigir que cualquier otro agente del sistema sanitario y social, incluidos los médicos hospitalarios”

Smith acaba su escrito reclamando menos llanto y más inventiva: “ propongo una moratoria en los llantos y a cambio un festival de ideas para reinventar la medicina general”.

Un escrito tan incendiario no podía pasar desapercibido: el siempre interesante Jonathon Tomlinson argumentaba desde su blog que uno de los problemas de Smith es que nunca llegó a practicar la medicina, por lo que no puede saber lo que se siente en la piel de un médico que ha visto como por sus decisiones muere un paciente.

Es un buen argumento, sin duda. Abundan los profetas que consideran que practicar la medicina es asimilable a reponer el pan de molde en los estantes de Mercadona. Imbéciles hay en todas partes.

Pero parte de razón lleva también Smith. Los foros de médicos de familia se han acabado convirtiendo en velatorios, en que disfrazados de viejas lanzamos llantos inconsolables por lo mal que nos tratan, lo precarios que son nuestros contratos +, la reducción brutal de nuestros presupuestos…Pero no hacemos nada. Volvemos a casa, hacemos la cena, y pensamos como Escarlata o ‘Hara que mañana será otro día, y las cosas llevan tiempo.

Smith propone cosas que no dejan de ser interesantes. Rescatando las ideas de Geofrey Marsh considera que, en lugar de reclamar la reducción progresiva de los cupos, el médico general debería reivindicar cupos de 3000 o 4000 pacientes. Pero obviamente no para hacer todas las tareas que necesitan: sino para liderar, coordinar y organizar la atención a todos ellos a través de equipos multidisciplinares, pero de los de verdad. Perfiles como el del Physician Assistant, el del agente comunitario, el de la enfermera de distrito han demostrado su utilidad en atención primaria en otros países. Una Atención primaria en la que el médico de familia se ocupa de los casos realmente complejos, difíciles, …”sagrados”. Para los que dedica el tiempo que merecen.

El cirujano es pieza clave en el acto quirúrgico. Pero no lleva al paciente al quirófano, prepara el instrumental, le anestesia, le opera, y después le lleva fuera hasta llegar a la recuperación. El médico de familia hace casi todo eso en su ámbito de responsabilidad, pero lo único que hace ante esa situación intolerable, que jamás consentiría otro especialista es lamentar su negra suerte.

En el fondo, Smith tiene razón. Ya está bien de llorar.

Categorías:Uncategorized

Protocolo Andaluz para la Actuación Sanitaria ante la Violencia de Género 2015

Aquí os ponemos el link para que podais acceder al

Protocolo Andaluz para la Actuación Sanitaria ante la Violencia de Género 2015.

 

Categorías:Uncategorized

Videoclip por la atención primaria de la calidad

“Hace algún tiempo nos juntamos unas cuantas residentes de Medicina Familiar y Comunitaria y empezamos a idear un proyecto en común, un espacio donde reflexionar, debatir e informar sobre distintos aspectos de la Atención Primaria”
Para visibilizar los principios que mueven al colectivo, las MIR han dejado fuera los complejos y han grabado un videoclip .

http://granadaimedia.com/la-cabecera-plataforma-mir-atencion-primaria/

videoclip-cabecera-800x447

Categorías:Uncategorized

¿Hay alguna verdad en lo que se publica?

Dr. Richard Horton, editor en jefe actual de la revista The Lancet: “Gran parte de la literatura científica, tal vez la mitad, puede ser simplemente falsa. Afectada por estudios con muestras pequeñas, efectos pequeños, análisis exploratorios inválidos y flagrantes conflictos de interés, junto con una obsesión por perseguir tendencias de moda de dudosa importancia; la ciencia ha dado un giro hacia la oscuridad”.

Dra. Marcia Angell: “Simplemente, ya no es posible creer en gran parte de la investigación clínica que se publica, o confiar en el juicio de los médicos de confianza o en las directrices médicas autorizadas. No me produce ningún placer esta conclusión, a la que llegué lentamente y de mala gana a lo largo de mis dos décadas como editora de la New England Journal of Medicine”.

http://elmicrolector.org/2015/05/25/un-prestigioso-editor-medico-denuncia-la s-graves-mentiras-de-la-medicina

http://www.globalresearch.ca/editor-in-chief-of-worlds-best-known-medical-journal-half-of-all-the-literature-is-false/5451305

Categorías:Uncategorized

EFECTOS ADVERSOS DE LOS MEDICAMENTOS

septiembre 16, 2014 Deja un comentario

En la Unión Europea mueren cada día 548 personas por los efectos adversos de los medicamentos, más de 7 veces las personas que mueren por accidentes de tráfico (75 al día).

http://www.actasanitaria.com/cada-dia-en-la-union-europea-548-muertos-por-medicamentos-y-75-por-trafico/

Categorías:Uncategorized

REFERENCIAS INTERESANTES

septiembre 10, 2014 Deja un comentario

Aquí os ponemos el link a un blog que nos ha enviado nuestra compañera Ruth Muñoz Maya, R4 del CS D. Paulino Gª Donas de Alcalá de Guadaira, en el que nos explica como acceder a un libro sobre problemas de la piel que puede ser muy interesante: http://www.dermapixel.com/2014/09/dermapixel-el-libro.html?spref=tw&m=1

También nuestro compañero Eloy González Barbero, tutor del centro de salud Utrera Sur, nos envía el enlace para acceder al manual de bolsillo “Enfermedades frecuentes en Atención Primaria”, cuya publicación ha coordinado, y en el que participan como autores numerosos tutores y ex-residentes de MFyC de los centros de salud del AGS Sur de Sevilla. Es un libro muy útil, especialmente para residentes. Está disponible en la librería InterOtero de Sevilla y a través de la web de Bobok:  http://www.bubok.es/libros/214505/Enfermedades-Frecuentes-en-Atencion-Primaria

 

Categorías:Uncategorized

MIS PADRES NO CREEN QUE SEA TAN LISTO

Raymond Tsai estudia medicina en Stanford. Está en cuarto año. Y comenzará la especialidad de medicina de familia en UCLA el año próximo. Raymond escribió un post en el blog de la universidad, en el que explicaba por qué había escogido medicina de familia.El post ha sido incluido también en Future of Family medicine, ligado al movimiento de #FMRevolution

Su familia es de origen taiwanés y es fácil imaginar los sacrificios que debió comportar que el joven Raymond consiguiera hacer la carrera de medicina, y en especial en Stanford. Para él su elección  era en cierta forma la más lógica; congruente con un pasado de trabajo relacionado con la atención primaria y la salud pública antes de comenzar los estudios en la escuela de medicina. Sin embargo para sus padres la elección no podía ser un despropósito mayor: “si la gente elige una especialidad para ganar dinero, ¿por qué tu no? ¿por qué tirar a la basura años de trabajo y esfuerzo?”

De forma que a Raymond no le quedó más remedio que justificar una decisión que generaba tanta decepción. Les habló de la necesidad de intervenir para cambiar la conducta de las personas hacia hábitos de vida mucho más saludables , de la limitación de recursos de los sistemas sanitarios y su imposibilidad de atender a todas las demandas de la población, de la importancia de la atención primaria para poder hacer el sistema sostenible…De forma que los padres quedaron aún más perplejos, en este caso ante la envergadura de los problemas a los que quería dedicarse su hijo: ” hay ya un montón de gente muy inteligente intentando solucionar esos problemas sin encontrar una solución. ¿qué te hace creer que tu lo vas a poder lograr?. O dicho con otras palabras, , ¿eres suficientemente inteligente para poder ser médico de familia?”

El estudiante de Stanford no es un iluso, es consciente de la complejidad del reto. Pero renunciar a algo por la dificultad que comporta no parece que sea la mejor solución para cambiar las cosas; como él dice,  “si te tapas los oídos dejarás de oír la alarma de incendios, pero eso no significa que no haya fuego”.

Importa mucho identificar la envergadura del trabajo de cara a darle significación.  Si consideramos el trabajo del médico de familia como una actividad rutinaria y accesoria, consistente en ver catarros, mandar paracetamoles y  extender recetas es muy difícil que consigamos convencer a nadie de que nuestro trabajo es fascinante. Es casi imposible cambiar la idea social de que el médico que triunfa es el que hace transplantes de cara o de células madre , si tu mismo no crees que es igual de importante. Y aún menos, convencer a un estudiante o un residente de que su elección fue la acertada.

No se trata de negar la evidencia: del hecho de que en este país los estudiantes  identifican la medicina de familia como una de las especialidades más atractivas pero luego no la eligen, de que los responsables políticos se llenan la boca de exaltaciones a la especialidad en la inauguración de congresos, para priorizar después en la construcción de hospitales, que seguimos haciendo naderías porque al final las naderías son  más cómodas…

Pero para convencer a una sociedad que asimila la medicina a la tecnología y no a la complejidad del abordaje del sufrimiento de un ser humano, quizá habría que empezar  por convencernos a nosotros mismos de que hay que ser muy inteligente para poder ser un médico de familia. Por lo que parece, hay estudiantes que están convencidos de ello.

 

http://gerentedemediado.blogspot.com.es/2013/03/mis-padres-no-creen-que-sea-tan-listo.html?utm_medium=referral&utm_source=pulsenews#!/2013/03/mis-padres-no-creen-que-sea-tan-listo.html

Categorías:Uncategorized
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores