Archivo

Archive for 2 julio 2011

Coge el dinero y corre

 

 

Esta semana me voy de vacaciones. Echo la vista atrás de lo que ha pasado estos meses:

– Me acuerdo de la familia Pérez con sus neumonías. Resueltas en el centro de salud. Con toda su gratitud.

– Me acuerdo de D.Fermín, que ahora finalmente descansa en paz, y de todas las visitas a su domicilio.

– Me acuerdo de Josefa, de cómo coincidentemente la atendí en su último ingreso, y cómo tras temer haber sido duro con la información a la familia, esta nos acabó devolviendo su agradecimiento.

– Me acuerdo de la familia Pires, con su patriarca centenario, con su miedo a morirse tras los últimos ingresos. Y del regalo de la huerta de la familia.

– Me acuerdo de Daniel, con su trastorno del ritmo y su cocaína.

– Me acuerdo de M.José, que con su trastorno depresivo, brote psicótico y delirio de celos tememos que acabe con el marido en la cárcel y ella en una de sus hipomanías arruinando a la familia.

– Me acuerdo de Carmen, nos ha cogido 7 kilos en las últimas semanas y está cansada. Le tiene miedo a la furosemida y no consiente en tomarla.

– Me acuerdo de Manuel, que en el desarrollo de su enfermedad de Alzheimer ha desarrollado una impulsión sexual hilarante si no fuera porque en el domicilio he de guardar las formas. De cómo intentamos manejar sus síntomas y de la fortaleza de su esposa&cuidadora.

– Me acuerdo de Rosario. Diagnosticada en la consulta de cáncer de mama bilateral. Cuidadora de su hijo politoxicómano transplantado hepático. Al día siguiente del diagnóstico vino a pedirnos un informe para que su pensión (82 años de edad) fuera revalorada… (quiere dejarle lo máximo a su hijo). (Jamás cribada por cierto).

– Me acuerdo de cómo la crisis hace estragos en un barrio de nivel medio (?) en sus percepciones de problemas de salud.

– Me acuerdo de la rotación en Salud Comunitaria.

– Me acuerdo de las charlas con mi tutora debatiendo polifarmacia, fuentes de información y orientaciones diagnósticas.

– Me acuerdo del paciente vivo sobre el que difundí(mos) el rumor de su fallecimiento.

– Me acuerdo de la multitud de refuerzos positivos en la consulta.

– Me acuerdo de cómo funciona el equipo médico-médico y médico-enfermería-auxiliares-administrativos-limpiadoras.

 

Y no entiendo cómo pasamos dos años de peregrinación hospitalaria no enfrentándonos jamás al que será nuestro día a día.

No pienso impregnarme del discurso fatalista y llorón de nuestra especialidad. Los resfuerzos positivos, las palabras de ánimo, los aciertos en las orientaciones diagnóstico-terapéuticas, la seguridad en el pago, los 22º de la consulta, y el trato fundamentalmente con gente educada,  son mucho más frecuentes que los problemas de logística y de la bajada de sueldo.

A mí, que sólo que han quitado 490€ de la paga extra, me voy de vacaciones, cojo el dinero, y corro.

Nos leemos a la vuelta.

 

 

Categorías:Uncategorized