Inicio > docencia > 135€ Vs 250€

135€ Vs 250€

– “Veo que actualmente está muy ocupado – me dijo al fin Holmes, mirándome con atención.
– Sí, he tenido un día de mucho movimiento – repuse. Y agregué: – Quizás parezca tonto que lo confiese, pero no comprendo cómo ha podido deducirlo. Holmes rió entredientes.
– Tengo la ventaja de conococer sus costumbres, mi querido Watson – manifestó -. Cuando el recorrido es corto lo hace usted caminando; cuando es largo usa un coche. Según veo, sus botas, aunque algo polvorientas, no están sucias, lo cual me da a entender que tiene suficiente clientela como para justificar el uso de un coche.
– ¡Excelente! – Exclamé.
– Elemental, mi querido Watson.
(extracto del muy recomendable artículo)


 

Es habitual en nuestro medio que justifiquemos la asistencia a actividades formativas, de las financiadas por la industria farmacéutica, fuera de nuestra ciudad de residencia (residencia de habitar), con motivos puramente económicos: “ellos me lo pagan y mi empresa (o yo) no”.

 

En Octubre de este año acudí a la 20ª Edición del Congreso de la Sociedad Andaluza de Médicos de Familia y Comunidad. Asistencia financiada en su totalidad por mi empresa, el Distrito Sanitario de Atención Primaria – Sevilla:

– Inscripción: 200€ (pagada por el Distrito).

– Alojamiento: 100€ (pagado por el Distrito).

– Comidas: desayunos y dos almuerzos de trabajo incluidos en la inscripción. Resto de mi bolsillo, estimo unos 60€.

– Gasolina: 30€ (a pachas con compañero de evento, de mi bolsillo 15€)

– Ocio y compras varias, estimémosle, tranquilamente, otros 60€.

 

Balance económico: 435€ de gastos totales (300€ financiado por mi Distrito, 135€ de mi bolsillo).

Balance formativo: me apunté a dos talleres. El primero, Psicoterapia Breve en la Consulta, consistió en un MAH explicando porqué un Médico de Familia no puede hacer Psicoterapia en la consulta (que no lo discutiré, pero montar un taller para explicarme lo que que no puedo hacer no me pareció acertado). El segundo,  Herramientas Para Valorar la Adecuación de la Medicación en las Personas Mayores, me gustó mucho. Asistí a la mesa de Rafa Bravo, realmente interesante. Expusimos la comunicación que llevábamos (razón por la que el Distrito nos financió) la segunda tarde del Congreso. Y nada más a destacar.

 

 

 

Paralelamente. Hace unos días cuatro compañeros residentes ligados a esta Unidad Docente, asistimos a este curso. Financiado exclusivamente de nuestros bolsillos, a razón aproximada por persona de:

– Inscripción: 0€ (gratuito para los residentes de la Unidad Docente de MFyC de Asturias).

– Alojamiento: 60€.

– Comidas:100€

– Gasolina: 30€.

– Ocio y compras varias: 60€.

Balance económico: 250€ de financiación exclusiva de mi bolsillo.

Balance formativo: dos días de curso directamente relacionado con nuestra actividad y medio habitual de desarrollo profesional. Con materiales de rabiosa actualidad. Mención especial a los ratos post-curso con el docente, en lo relacionado con el curso, con la especialidad, con futuras rotaciones y con los devenires de la vida. Dinámica eminentemente práctica. Estableciendo contacto con residentes de otra Unidad Docente en su medio habitual. Convivencia con compañeros con afinidades profesionales evidentes y momentos de enriquecimiento mutuo constantes.

 

Formación práctica aplicable te dediques a lo que te dediques Vs Formación subespecializada en su mayoría. Formación entre iguales Vs Clases magistrales. Convivencia con residentes afines Vs convivencia con centenares de asistentes desconocidos. Debate pre-durante&post jornada Vs Debate limitado a la exposición.

135€ Vs 250€. En mi opinión, el dinero no es el problema.

 

Anuncios
  1. ANTONIO
    diciembre 23, 2010 en 12:13 am

    Enhorabuena Andrés. A parte de gran profesional y de inmiscuirte en temas de gran calado en el dia a dia de los MAP, creo también que tienes un don innato para escribir.
    Un abrazo Sr. Prezi.

  2. andresfgregorio
    diciembre 23, 2010 en 11:20 am

    Gracias Antonio,

    En estos días en que acaba el rotatorio hospitalario, me acuerdo muchísimo del rural, y del mesazo de agosto que nos marcamos.

    Otro abrazo pa’ tí

    (lo de Sr. Prezi… buenísimo)

  3. diciembre 23, 2010 en 5:42 pm

    Meridiano. Ese es el camino. Es posible hacer formación de calidad sin patrocinador.

    Un abrazo y a seguir en esa línea.

  4. ttoledo
    diciembre 24, 2010 en 12:38 am

    Querido Andres,

    Parcialmente de acuerdo. Si bien es posible hacer formación de calidad sin patrocinador, el que una actividad esté patrocinada por la industria no garantiza que vaya a estar sesgada hacia un producto o que no sea más colaborativa, interesante o enriquecedora que una que no lo esté. De hecho, muchos cursos -al menos, en mi especialidad- tienen precios tan prohibitivos que dificilmente podría ir a uno o dos en todo el año.

    He ido a cursos aburridísimos enfocados a promocionar un producto, con grandes comilonas entre medias, así como a cursos mucho más modestos en los que he aprendido muchísimo… Pero también al revés. Creo que indistitamente de donde venga la formación o la financiación de la misma, lo verdaderamente importante para nosotros como residentes es cultivar un sentido crítico lo suficientemente hábil y despierto como para distinguir la paja del grano (cuesten lo que cuesten tanto lo uno como lo otro)

    De los congresos ya hablamos otro día. Eso sí que es harina de otro costal.

    Un abrazo desde la guardia.

    Tomás.

  5. andresfgregorio
    diciembre 24, 2010 en 1:19 am

    Tomás! Qué bueno que andes por aquí!

    Así en general cualquier opinión polarizada en exceso tenderá a ser erronea. No le negaré la posibilidad de que sea útil a un evento financiado por farmaindustria. No se la negaré.

    Obviando mis sesgos de memoria y observación, la literatura dice:

    “Asistiendo a eventos de formación continuada del sector se asocia con aumento en la prescripción del producto del patrocinador (http://jama.ama-assn.org/content/283/3/373.full.pdf+html)”.

    “La literatura médica arroja evidencia de que la formación continuada financiada por la industria influye en el comportamiento del médico (http://journals.lww.com/obgynsurvey/Abstract/2008/09000/Pharmaceutical_Industry_Marketing__Understanding.21.aspx)”.

    Además, tengo dudas de que los precios prohibitivos sean causa o consecuencia de que habitualmente la fuente de financiación sea precisamente farmaindustria, sobre quienes pesa menos este gasto.

    En cualquier caso, una de las motivaciones principales de la entrada es la que resumes al final de tu comentario: cultivar sentido crítico para distinguir los actos formativos que nos interesan de los que no. Hecho esto, la otra probablemente sería no justificar con lo económico asistir a eventos (de)formativos.

    Es un placer tenerte por aquí,
    Un abrazo
    Buena guardia

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: