Inicio > reflexiones > Tu delito es tuyo

Tu delito es tuyo

(Tu delito es tuyo. Jiménez B. H.V. de la Salud, Toledo. Aspectos legales en psiquiatría. Madrid. Drug Farma SL. 2007.)

Varón de 69 años. Derivado por su médico de familia. Diagnosticado de síndrome depresivo. Vive solo. Contacto frecuente con vecinos y dos hermanos. Jubilado. Pasa el día en el bar con los vecinos del pueblo, con consumo mínimo de alcohol. Paseaba solo y se encargaba del cuidado de su casa. Tratado con ISRS y Lorazepam. Pese a lo cual persiste inquietud, ansiedad, ánimo bajo, insomnio de conciliación e hiporexia.

 

Explicó que todo su malestar se debía a un secreto que no había revelado a nadie. Afirmaba haber hecho algo “muy malo, que si lo cuento me meten en la cárcel directamente”. Reconocía sentirse muy culpable y rumiaba gran parte del día sobre esta cuestión. Se mostraba ambivalente y dudaba de si el médico era el profesional adecuado al que contar su secreto.

 

El paciente estaba lúcido en su discurso. Su estado ansioso era reactivo a la culpa que generaba su delito. Afirmaba saber con seguridad que el mismo estaba penado judicialmente. Ante esta asertación se le explicó que si lo confesaba el médico se vería obligado a ponerlo en conocimiento de las fuerzas de orden público. Se le animó a que reflexionara sobre si realmente lo deseaba contar y sobre la trascendencia inexorable que conllevaría hacerlo. Al terminar la consulta se exploró riesgo autolítico previo (ideas pasivas de muerte, negaab ideación autolítica, “soy muy cobarde”). Se decidió aumentar medicación y se le citó a los dos meses. No acudió.

 

Considerando que el paciente presentaba plenas capacidades mentales y competencia para decidir (no se objetivó que su afectación anímica produjera istorsiones cognitivas) y, teniendo presente el conflicto moral que supondría ser informado de un delito, se impidió su revelación, pues liberaría mínimamente la angustia del paciente. El primer impulso sería escucharlo por curiosidad (¿qué cosa tan grave ha podido hacer este hombre?) pero dicho impulso debe ser acallado por la formación racional y el miedo a la propia rumiación moral.

 

(fin del relato, ¿qué opináis?)

(flores, mercado del Carmen, Huelva)


 

 

Anuncios
  1. diciembre 3, 2010 en 11:21 pm

    Creo que la actuación fue la correcta. El médico es médico y no policía ni juez. Simplemente se le explicó al paciente la naturaleza de la relación médico-paciente en el sentido de que, en base a la misma, no se podría mantener el secreto profesional ante la revelación de un delito grave. Se le informó correctamente para que él decidiera haciendo uso de su autonomía y libertad (pues, como muy bien señala el texto, estaba en possesión de sus facultades mentales), y él decidió.
    Cualquier otra intervención, ya fuera por curiosidad o por cierto sentido de la justicia, hubiera estado fuera de lugar (llegando posiblemente a la mala praxis, en mi opinión).

    Felicidades por vuestro blog. Un saludo.

  2. ana pviegas
    diciembre 5, 2010 en 11:28 am

    Como bien apuntas puede que decirlo no fuera lo más importante en este caso. La verdadera acción terapeutica era el consejo, el apoyo, o sencillamente escuchar su angustia. No siempre el objetivo es curar de igual forma que no siempre el objetivo es solucionar el problema. Escuchar puede ser una buena opción. En aquellas ocasiones en las que sólo nos importa el paciente (ni los 5 minutos, ni las recetas, ni la sala de espera…) es cuando realmente somos médicos.

  3. C. Sampedro
    diciembre 6, 2010 en 11:17 am

    Una intervención por curiosidad no me parece ético, pero si hablamos de justicia no estoy de acuerdo, podrá ser más o menos legal… Pero la injusticia creo que no se debe tolerar y si está en nuestras manos poderla evitar (siempre con sentido comun) opino que por eso no dejas de ser un buen profesional.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: